TICTOC Boutiques en México. Boutique Boho Chic en México. Boutique Bohemia en México. Boutique Vintage en México. Boutique Hippie en México

 

  • Mi carrito
    $ 0.00
    0
    • Tu carrito está vacío.
Caminata hacia la cima del mundo: el Campo Base del Everest. TICTOC Boutiques, moda boho bohemia de venta en México
noviembre 23rd, 2019

Caminata hacia la cima del mundo: el Campo Base del Everest

.

Todo comenzó en un bar en Katmandú, Nepal, cuando se acercaron a nuestra mesa dos americanos geniales: Michael y Jared. De inmediato comenzaron a narrarnos su reciente experiencia de haber caminado al Campo Base del Everest; se habían tomado alrededor de diez días en ascender, y otros seis para descender.

.

Todos fumábamos tabaco de un narguile, mientras escuchábamos fascinados acerca del increíble sentimiento de llegar a un lugar tan remoto, habiendo vencido un reto físico y mental tan grande. Estábamos realmente asombrados e interesados, aunque no planeábamos seguir sus pasos. Sin embargo, Michael y Jared comenzaron a incitarnos para hacerlo: “you guys should go for it! its a once in a lifetime experience!”… minutos después, estábamos trazando el plan y haciendo cálculos de tiempo y gastos para ir al Everest.

.

Terminamos nuestro planes ya entrada la madrugada, y entonces acompañamos a Michael y Jared a su hostal, donde nos regalaron parte de su equipo de senderismo para reducir gastos, con la intención de que nuestro presupuesto fuera suficiente y asumiéramos el reto. Llenos de emoción, nos fuimos a intentar dormir a nuestro hotel. Por la tarde de ese mismo día, reunimos todos los requerimientos con el dinero que teníamos: permisos de entrada y exploración, algo de ropa de montaña y los tickets del vuelo que nos llevaría a nuestra hazaña.

.

Al día siguiente, ya estábamos volando sobre la cordillera del Himalaya en una avioneta vieja y ruidosa en dirección a Lukla, el pequeño pueblo donde comienza la caminata. Los nepalís que nos acompañaban –y que creímos acostumbrados a ese trayecto– lloraban por las turbulencias y se cubrían la cara, como evitando la proximidad de las enormes montañas a las que la avioneta se acercaba. Nosotros, atónitos de lo que estábamos viviendo, nos aferrábamos a nuestro asiento invocando a todos los dioses posibles. Pasaban los minutos más largos de nuestras vidas, cuando el piloto comenzó a descender; creímos que por fin terminaba aquel suplicio, pero, para nuestra sorpresa, ¡aterrizábamos en una de las pistas más peligrosas y remotas del mundo! Es tan corta, que requiere una pendiente para que las aeronaves frenen rápidamente en un aterrizaje de subida; los despegues, al contrario, se realizan de bajada para que el avión tome la velocidad suficiente y alce el vuelo antes del precipicio, que comienza justo al final de la pista.

. Caminata hacia la cima del mundo: el Campo Base del Everest. TICTOC Boutiques, moda boho bohemia de venta en México .

Con el estómago en la garganta, bajamos de la avioneta y, aún temblorosos por tremendo susto, caminamos hasta un pequeño restaurante donde encargaríamos el equipaje innecesario para los días de caminata. Inmediatamente después, comenzamos nuestro inolvidable recorrido con destino al Everest.

.

Ríos cristalinos, templos budistas, águilas y majestuosas montañas conectadas por puentes colgantes, se unían prodigiosamente en un paisaje de ensueño. Entonces, entendimos de inmediato que aquel riesgoso vuelo había valido la pena por completo; y aún quedaban muchos días, kilómetros y maravillas por recorrer…

.

Durante doce días caminamos por jornadas de ocho horas, atravesando fascinantes veredas en las que coexisten sherpas (pobladores de las montañas), que llevan en la espalda gigantescos troncos, bultos con enseres y hasta viajeros padeciendo el mal de montaña; yaks (bovinos nativos de las montañas), que ayudan a los sherpas a transportar víveres y personas; pinos y arbustos que crecen como cayendo del precipicio, y poco a poco van desapareciendo por el frío conforme a la altura; además de intrépidos turistas de todo el mundo que, igual que nosotros, encuentran en aquel maravilloso espectáculo natural, las fuerzas para continuar subiendo.

.

El peso de las mochilas hace que el reto sea aún más cansado; los pies duelen y el frío quema la piel, pero estar ahí, siendo parte de la vida en las alturas montañosas, es una experiencia incomparable que permite reconocer las propias limitaciones y fortalecer la voluntad para vencerlas, además de honrar y agradecer a la naturaleza.

.

Durante los últimos cinco días caminamos sobre un glaciar tan alto, que las enormes águilas, e incluso los helicópteros de rescate, volaban por debajo de nosotros; luego llegamos Gorakshep, el último poblado antes del Everest, que es el asentamiento humano permanente (habitado durante todo el año) más alto del mundo. A partir de ese punto, la caminata se tornó más difícil y peligrosa: el hielo resbaloso en los estrechos caminos junto a la profundidad de los despeñaderos, y la creciente dificultad para respirar a más de 5,000 metros de altura, hacían de cada paso una proeza. Sin embargo, unas horas más tarde por fin llegamos a nuestro destino: ¡el campo base del Everest!

. Caminata hacia la cima del mundo: el Campo Base del Everest. TICTOC Boutiques, moda boho bohemia de venta en México .

Ahora el paisaje se componía de un cúmulo de tiendas de campaña amarillas y azules, levantadas sobre el terreno rocoso y custodiadas por enormes montañas y banderas de plegaria nepalíes. Abajo quedaban dibujados los senderos arenosos congelados, que nos habían conducido hasta este punto; arriba, muy cerca, el cielo azul intenso asaltado por los blancos picos de las montañas. Alrededor, el Glaciar de Khumbu, el más alto del mundo, y su imponente Cascada de Hielo; y al centro, nosotros, tan diminutos y tan grandes, maravillados y felices de estar ahí.

.

El Campamento Base Sur en Nepal, es una de las dos zonas de acampada donde los alpinistas hacen base para poder ascender y descender la cumbre del Monte Everest. Sin embargo, también es un punto meta de alto nivel de complejidad para senderistas que no buscan llegar a la cima de la montaña, pues la altura de 5,364 m.s.n.m., y lo riesgoso del camino, hacen que llegar ahí sea una verdadera travesía.

.

Nuestro objetivo era llegar al Campamento Base Sur, y lo logramos. Los doce días que nos tomó subir, se convirtieron en cinco de bajada. Regresamos al pequeño restaurante en Lukla para recoger nuestras cosas, no pudiendo evitar el temor de volver a subir a la avioneta que nos llevaría de vuelta a Katmandú. Sin embargo, el agotamiento y embelesamiento de lo que habíamos vivido, esta vez nos permitieron apreciar con gusto el nebuloso precipicio sin final de la pista de despegue, las montañas alejándose y los sembradíos del valle de Katmandú.

.

Indudablemente, después de este viaje quedamos maravillados de los lugares a los que la vida puede llevarnos cuando nos permitimos vivir el momento, cambiar los planes y vencer el miedo.

. Caminata hacia la cima del mundo: el Campo Base del Everest. TICTOC Boutiques, moda boho bohemia de venta en México . .

Si te gustó este artículo, NO OLVIDES seguirnos en Facebook e Instagram y entérate de nuestros próximos Artículos | Promociones | Ofertas.

.

Conoce los productos de DECORACIÓN

.
COMPARTIR EN...
1
¡Hola! También podemos atender tus dudas por Whatsapp. Da clic en el botón de abajo para enviarnos un mensaje.
Powered by